Guía de medidores de actividad de agua

¿Quién fabrica los mejores medidores de actividad de agua?

Algunas personas miden la actividad de agua porque tienen que hacerlo. Solo están buscando un número y en realidad no les importa el valor. Solo quieren cumplir el expediente con sanidad o los auditores.
Pero si por el contrario, la seguridad de los productos alimentarios, farmacéuticos o de cuidado personal, es importante, entonces un medidor de actividad de agua preciso es imprescindible. Y si se dedica un poco de tiempo para elegir el equipo adecuado, más allá del precio del medidor, se obtendrán beneficios durante mucho tiempo. Porque los mejores equipos pueden durar una década o incluso más tiempo.

¿Es un medidor? ¿O es un sensor?

La variedad de medidores comerciales puede generar confusión a la hora de elegir un medidor de actividad de agua, pero esencialmente elegimos entre cuatro tipos de sensores distintos: punto de rocío o espejo frío, capacitancia, diodo láser y electrolítico resistivo.
Es importante considerar el tipo de sensor, porque determina la velocidad, precisión, longevidad y fiabilidad del medidor. Los sensores que miden la actividad de agua directamente (punto de rocío y láser) son más rápidos y más precisos que los sensores que miden una propiedad secundaria como resistencia o capacitancia y la convierten en actividad de agua (electrolítica resistiva y capacitancia).

¿Cómo se miden los productos volátiles?

Si se mide aw en productos químicos o solventes, es muy probable que sea necesario un sensor especializado. Pero otros ingredientes que se volatilizan en el aire, como etanol, alcohol, vinagres, propilenglicol y algunas especias también pueden causar problemas con el sensor.

El diodo láser (AquaLab TDL) es un sensor diseñado específicamente para trabajar con ingredientes volátiles. El resto de sensores pueden tener problemas. Los productos volátiles pueden afectar al valor de las lecturas y la velocidad de lectura, obtenidas con los otros sensores, incluso usando filtros. Peor aún, los sensores electrolíticos y de capacitancia hacen lecturas actuando como una esponja, absorben y pierden el vapor sobre la muestra. Al absorber los productos volátiles, estos pueden cambiar la respuesta del sensor e incluso dañarlo.

Algunos equipos comerciales afirman ser capaces de medir algunos volátiles con ciertas combinaciones de sensor / filtro. Las pruebas realizas por AquaLab mostraron que el único medidor de actividad de agua que puede trabajar con muestras difíciles (no estamos hablando de “aroma de pan”) es el sensor láser. No es tan rápido como el punto de rocío, ni tan preciso, pero si es capaz de medir muchas muestras con volátiles. No hay alternativas a este sensor.

¿Cuanto tiempo dura un medidor de actividad de agua?

Al comprar un medidor de actividad de agua de 10.000 €, entre otras cosas, se espera que dure unos cuantos años. Aquí es donde la calidad de construcción de los tres grandes fabricantes (Novasina, METER / AquaLab y Rotronic) marca la diferencia. En AquaLab probaron un medidor comprado en una gran tienda online porque el precio inicial era muy atractivo (1000 €), falló durante la primera semana de prueba y no pudieron obtener ningún tipo de ayuda del vendedor.

El envejecimiento del sensor también es un problema. La naturaleza porosa de los sensores electrolíticos resistivos y capacitivos los hace más lentos y menos precisos con el tiempo, debido a la absorción de contaminantes. Y esto claramente afectó a los sensores más antiguos que se emplearon en los ensayos. Novasina comercializa sensores de repuesto. Con Rotronic, es necesario cambiar el cabezal completo del sensor. El coste de estas piezas de repuesto es aproximadamente el mismo (unos 1800 €).

La antigüedad del sensor no pareció tener efecto en el tiempo de medida, la precisión o la estabilidad de los sensores de punto de rocío. Pero en el caso de que fuera necesario reemplazar uno, costaría 850 €.
El medidor con sensor láser más antiguo tenía 4 años. Como era de esperar, la edad no afectó a las lecturas del láser (tiempo o precisión). Y en el caso de que fallara, el coste del reemplazamiento sería cercano a los 1800 €.

La Guía para elegir un medidor de actividad de agua se puede descargar a través de este enlace.

Y la a través de este enlace la Guía original de medidores de actividad de agua elaborada por METER Food – AquaLab.

Ir arriba