seguridad alimentaria

Sistema SKALA y rentabilidad

Disminuir los residuos y el reprocesado para mejorar la rentabilidad

El sistema SKALA permite diagnosticar y corregir el proceso productivo en tiempo real. Y de este modo aumentar la rentabilidad y el beneficio económico. Estos son algunos ejemplos de optimización del proceso productivo con el Sistema SKALA.

Fabricante de galletas de mantequilla, optimización de la humedad

Antes: La actividad del agua en todos los productos era de 0,794 y un contenido medio de humedad del 28,5%. Casi el 59% del producto que fabricaban estaba fuera de las especificaciones óptimas.

Después de incorporar el Sistema SKALA. La actividad de agua promedio pasó a ser 0,802, y el contenido medio de humedad al 29,2%. Y de este modo, solo 7,9% del producto estaba fuera de las especificaciones. Y esto se produjo tan solo 6 meses de después de empezar a utilizar SKALA.

Resultado: aumento de la rentabilidad y del beneficio económico, se redujo el reprocesado en un 51,1%.

Reducción del sobreenvasado

Uno de los clientes tenía un desperdicio debido al sobreenvasado de cerca de 3,7 millones de $ en producto y cerca de 1 millón en desperdicio de película de plástico.
Después de incorporar SKALA con el módulo de reducción de sobreenvasado, el cliente logró una reducción del 20% en el sobreenvasado.
Y el resultado fue un gran ahorro en residuos de productos y plásticos. Y por tanto, un aumento de la rentabilidad.

Sistema SKALA y Auditorías

Seguridad. Cumplir con las auditorías

El Sistema SKALA proporciona a las auditorías registros de búsqueda, rastreables y listos para satisfacer los requisitos de FSMA y GFSI (SQF, BRC). SKALA recopila los datos de forma automática y en tiempo real. Y los suministra para documentar el cumplimiento tanto con los esquemas FSMA y GFSI como con los esquemas de certificación SQF y BRC.

SKALA | Digital Manufacturing for Food | METER Food

Los datos de SKALA son a prueba de errores. Y dado que todos somos humanos se suelen cometer errores, la estadística dice que normalmente uno de cada 20 registros. Pero SKALA pone fin a registros ilegibles, números cambiados y datos obtenidos al apretar dos botones a la vez.

¿Cómo funciona SKALA para la auditoría?

Los técnicos inician la sesión de trabajo con una contraseña o RFID. A continuación, tocando la pantalla de SKALA Hub, asignan las lecturas a un lote específico. Y en este momento empiezan las lecturas. Al mismo tiempo que los técnicos pueden seguir trabajando.

SKALA registra las lecturas automáticamente, directamente desde el dispositivo, algo que en ocasiones es difícil de conseguir. La recopilación de datos desde SKALA está totalmente automatizada y cada dato se etiqueta automáticamente con el nombre del técnico, la fecha, la hora, el número de serie del instrumento, entre otros datos.

Listo para las auditorías. Trazable. Accesible.

Módulo de verificación de proveedores, que incluye herramientas para el programa de verificación de proveedores extranjeros (FSVP) de FSMA

Certificados de análisis generados directamente a partir de la lectura documentada del instrumento

Registros de medidas totalmente documentados y listos para auditoría (cumple con CFR 21 Parte 11)

Los datos de las medidas de CCP se recopilan automáticamente y se comparan con las especificaciones, generando alertas personalizables (pH, detección de metales, temperatura, actividad del agua, tiempos de curado y secado)

Registros de medidas verificables para demostrar al auditor SQF el uso de datos (pH, actividad de agua, temperatura) para realizar cambios en el proceso

Todos los datos se pueden buscar y están disponibles para analizar tendencias

Gestión de equipos con certificados documentados y alertas de verificación personalizables

Módulo de gestión de acciones correctivas

El registro de eventos proporciona un seguimiento de auditoría completo de las lecturas de CCP, acciones correctivas y mejora continua

Sistema SKALA y Control de calidad

Control de Calidad, Minimizar los deshechos y el reprocesado

Es posible entregar siempre el mismo producto. El producto que esperan sus consumidores con las especificaciones del control de calidad.

Un cliente del Sistema SKALA utilizó sus datos de SPC para poner en marcha su plan de mejora continua. Los resultados se ven en sus datos: consiguieron reducir a la mitad la desviación estándar en la principal especificación de control de proceso.

SKALA ayuda a minimizar la desviación al registrar, de forma automática y en tiempo real, los datos necesarios para el seguimiento del proceso. Las lecturas digitales proceden directamente de los medidores y las lecturas se guardan con todos sus metadatos, necesarios para identificar la variación en el proceso. Y de esta forma realizar un control estadístico del proceso eficaz. Sin escribir, sin teclear, sin entrar los datos.

SPC en tiempo real

El Sistema SKALA incorpora herramientas para obtener gráficos de control, histogramas, análisis de Pareto, diagramas de dispersión y mucho más. Los gráficos de control de proceso permiten monitorizar variables clave durante la producción. Y de este modo realizar cambios en tiempo real para evitar que su proceso se escape del control.

Control de calidad y Producción, una pareja poderosa

Los números de calidad que permanecen en el departamento de control de calidad (QA) son estadísticas muertas. Las herramientas de visualización de los datos en línea permiten a cada trabajador de producción alcanzar sus propios objetivos de calidad y eficiencia. El QA genera los datos; producción lo utiliza para ajustar el tiempo de procesado, la temperatura y la humedad. Resultado: menos desechos y reprocesados, un producto más estable y, a menudo, una mejora en la relación entre producción y control de calidad.

Sistema SKALA

Evaluación y corrección del proceso productivo en tiempo real con SKALA

Sin escribir, sin teclear, sin entrar los datos.
Al sistema SKALA se pueden conectar tanto los equipos de laboratorio como los de producción para tener acceso en tiempo real a los datos y paneles de proceso.

CALIDAD, minizar rechazos y reprocesado
SEGURIDAD, cumplir con las auditorias
BENEFICIO EMPRESARIAL, mejora del aprovechamiento, combatir el desperdicio

Control del proceso, en tiempo real

Ya no es necesario escribir datos de varios días de trabajo en Excel. En su lugar, es posible ver los valores clave para cada lote en una pantalla en el tiempo real de producción.

SKALA ofrece el control de los procesos en tiempo real a partir de los datos que está recopilando. Basta con conectar los equipos existentes a SKALA. QA inicia la lectura y SKALA se lo entrega directamente a producción a través de un panel de control de procesos.

Es posible utilizar las líneas de tendencia para tomar decisiones operativas de forma inmediata. Sin necesidad de nuevos procesos de trabajo, recopilación de datos adicional, solo la evaluación y corrección del proceso en tiempo real.

Este es un ejemplo de cómo los clientes usan SKALA para controlar sus procesos.

SKALA, una plataforma construida solo para alimentación

Seguimiento del rendimiento. Seguimiento de lotes e ingredientes. Registros diseñados para satisfacer a los auditores. Creado en torno al flujo de trabajo y necesidades. SKALA está construido exclusivamente para industria alimentaria.

Eso significa una implementación más rápida, más capacidad de respuesta a problemas específicos de alimentos y características relevantes como rendimientos inteligentes que no puede encontrar en otras «soluciones de software».

Actividad de agua y alimentos funcionales

Tomates ricos en licopeno. Postres con CBD. Superalimentos como arándanos y semillas de granada. Leche enriquecida con vitamina D. Los alimentos funcionales se presentan en muchas formas, pero comparten el mismo objetivo: prevenir enfermedades y mejorar la salud mediante nuestra dieta diaria. La actividad de agua es la herramienta más adecuada para mantener la vida útil de los alimentos funcionales.

Conservar los beneficios

Todos los alimentos contienen macro y micronutrientes que contribuyen a la salud. Los alimentos funcionales contienen algo más: compuestos que tienen un beneficio específico para la salud o una función para combatir enfermedades. Y ya sea porque este compuesto se encuentre de forma natural o se haya añadido, los alimentos funcionales que se comercializan por sus beneficios tienen un gran desafío: conseguir una vida útil que garantice no solo la seguridad sino también la eficacia del ingrediente funcional.

Proteger el ingrediente funcional

Los ingredientes funcionales tienden a ser muy sensibles a la degradación. Los niveles de luz, calor, humedad y pH afectan las tasas de degradación. Cuando un ingrediente funcional se anuncia como parte de un producto de larga conservación, es imprescindible entender el impacto que tienen el pH y la actividad del agua en la potencia de este ingrediente a lo largo del tiempo. La actividad del agua del alimento funcional es uno de los parámetros más importantes a tener en cuenta durante la formulación y la fabricación. Con el fin de garantizar que realmente se proporcionen y mantengan los beneficios prometidos para la salud.

El impacto de la humedad

La degradación de los ingredientes funcionales puede ser rápida, como pasa por ejemplo en las bebidas. La Figura 1 muestra el cambio en la concentración de un zumo de naranja enriquecido con vitamina C. En el transcurso de cuatro semanas, la concentración disminuye hasta en un 50% (Nutraceutical Business Review, 2018). Muchas vitaminas y probióticos se ven afectados de manera similar cuando se exponen a ambientes de humedad elevada (Turkmen, Priyashantha y Jayarathna, 2019).
La degradación de los alimentos funcionales se puede ralentizar disminuyendo su actividad de agua (aw). Una forma de hacerlo es elaborando el producto según el valor de su monocapa.

Figura 1. Evolución de la concentración de Vitamina C en un zumo de naranja natural en 4 semanas

Qué es la monocapa y su relación con la estabilidad

La monocapa es un concepto teórico, postulado en 1938 por Stephen Brunauer, Paul Emmett y Edward Teller. La teoría en lo referente a una matriz alimentaria porosa es la que sigue:
al hidratar un producto completamente seco, llegará un punto en el que las moléculas de agua recubrirán la superficie de cada una de las partículas de producto, con un espesor de una molécula. En teoría, esto es la máxima estabilidad del producto, cuando cada partícula está revestida, y apenas revestida, con moléculas de agua.

Los productos con un elevado contenido en proteína, pueden absorber una gran cantidad de agua antes de que se alcance la monocapa, porque la proteína tiene muchos pliegues y mucha área para recubrir por unidad de masa. Por otro lado, el azúcar cristalino es un cubo simple casi sin área por unidad de masa para recubrir.
Los productos pueden absorber diferentes cantidades de agua, pero para la mayoría de ellos, la primera capa o monocapa se completa a un valor de actividad de agua bastante constante: 0,3 aw. Algunos de los productos más habituales en este intervalo de aw son los cereales de desayuno, la harina y la pasta.
La monocapa es el valor de contenido de humedad en el cual un alimento, o un producto farmacéutico, cosmético o de alimentación animal, es más estable. Pero, y ¿cuál es exactamente el valor de la monocapa? Y además ¿es algo que los fabricantes deberían conocer y conseguir?

Seguimiento de las tasas de degradación

La aw juega un papel fundamental en este equilibrio. La aw es una herramienta muy útil en la formulación ya que permite mapear las tasas de degradación de los ingredientes funcionales. La relación entre la aw y la tasa de degradación es especifica de cada ingrediente. Por ejemplo, muchas vitaminas, se degradarán más rápido a medida que aumenta la aw (Lavelli, Zanoni y Zaniboni, 2007; Sablani, Al-Belushi, Al-Marhubi y Al-Belushi, 2007). Otros ingredientes, como los probióticos, tienen intérvalos específicos en los que alcanzan su máxima estabilidad.

La optimización de la actividad de agua de los alimentos funcionales puede aumentar la vida útil de días a meses.

Optimizar la vida útil

Cuanto más naturales sean los alimentos funcionales, mayor será la función desempeñada por la actividad de agua. Así por ejemplo, en las frutas deshidratadas, la aw del producto no solo afecta a la vida útil del ingrediente, sino que también afecta la susceptibilidad al desarrollo de mohos y los atributos de calidad como la textura. Cuando un alimento funcional es una combinación de dos o más ingredientes naturales, la migración de humedad también es otro factor a tener en cuenta.

Independientemente del producto específico, el efecto beneficioso de los alimentos funcionales durante su vida útil solo se puede mantener en su nivel más alto mediante la comprensión y aplicación de los principios básicos de la actividad de agua.

Se puede acceder a las referencias bibliográficas a través de este enlace.

Ir arriba